Criminalística

Hans-GrossEl termino criminalística deriva del alemán Kriminalistic, fue acuñado a finales del siglo XIX, probablemente por Hans Gross, en un intento por describir de mejor forma la emergente disciplina de la “ciencia policial”. La criminalística es comúnmente confundida con la Criminología que es la ciencia empírica e interdisciplinaria que se ocupa del estudio del crimen, de la persona del infractor, la víctima y el control social del comportamiento delictivo, y trata de suministrar una información valida, contrastada sobre la génesis, dinámica y variables principales del crimen, así como sobre los programas de prevención eficaz del mismo, las técnicas de intervención positiva en el hombre delincuente y los diversos modelos o sistemas de respuesta al delito.[1]

El Colegio Criminalistas de Chile define a la criminalística como: “…una rama de las Ciencias Forenses constituida por procesos analíticos, interpretativos y de investigación, que utiliza sus conocimientos teórico-prácticos, para asistir de manera científica a la administración de justicia. Es por ello, que se considera una ciencia multidisciplinaria, puesto que se vale del conocimiento y de la teoría de otras ciencias para lograr sus objetivos, entendiéndose por tales, el poder explicar y predecir las interrogantes que surgen de los hechos que revisten interés para el sistema jurídico.”

La Asociación de Criminalistas de California (CAC por sus siglas en ingles) define la criminalística como la ocupación profesional preocupada del examen y análisis científico de la evidencia física, su interpretación, y su presentación en Tribunales. Involucra la aplicación de principios, técnicas y métodos de las ciencias físicas y tiene como su objetivo primario la determinación de hechos físicos, los cuales pueden ser significativos en casos legales.

La Academia Americana de Ciencias Forenses (AAFS por sus siglas en ingles) define la criminalística de una manera ligeramente distinta como: El análisis, comparación, identificación e interpretación de la evidencia física: El rol fundamental del criminalista es el de aplicar objetivamente las técnicas de las ciencias físicas y naturales para examinar la evidencias física, y así probar la existencia de un delito o hacer conexiones.


[1]García-Pablos de Molina, (2005). Criminología: una introducción a sus fundamentos teóricos. (6ª ed.). Valencia, España: Tirant lo Blanch.

 

Síguenos

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Google PlusVisit Us On YoutubeCheck Our Feed